Natalia Hernandez: “En La Matanza la ´innovación´ es otra mentira de campaña y las mujeres lo sabemos”

Actualidad Política

Ante los dichos de Fernando Espinoza sobre el distrito como ciudad de la innovación, la precandidata a Concejal por la lista 1A del FITU salió al cruce “En La Matanza avanzan los slogans de campaña. La semana pasada en el acto que hicieron con Alberto Fernández y Axel Kicillof, Espinoza llegó al ridículo de hablar del distrito como la ciudad de la innovación. Pero lo que vemos que avanza es la precariedad y la desocupación”.

Sobre el problema de la vivienda resaltó que “En La Matanza hay 122 asentamientos precarios. Miles de mujeres, muchas escapando de la violencia, ocuparon tierras para vivir como en el barrio Nueva Unión o “23 de Agosto” de Los Ceibos, donde más de 400 familias habitaron el complejo abandonado por Acumar hace más de diez años. Pero e:l gobierno sigue sin garantizarles una vivienda digna. La carga más pesada de las crisis siempre las llevamos las mujeres. Es urgente un plan de obras públicas, en base al no pago de la deuda externa, que esté controlado por los propios laburantes y vecinos para qué no lo orienten los negocios, sino las necesidades populares.”

Sobre la situación de las mujeres en el distrito dijo “Vienen haciendo grandes anuncios con la Secretaría de Política de géneros y diversidades pero se hacen esperar las respuestas concretas. El 0800 municipal recibe más de 1500 llamadas por mes, pero solamente hay activo un solo refugio para las mujeres víctimas de violencia. Y en el programa Acompañar, son 6200 mujeres que atraviesan esta situación y esperan la ayuda económica desde hace meses”

“Se suma la denuncia de las trabajadoras municipales de la salud, sobre la precarización y el vaciamiento de equipos de atención a la IVE e ILE que aún siguen sin contar con información ni recursos de los programas de salud sexual y reproductiva. Parecen ser las consecuencias del peso de las iglesias evangélicas en el municipio.

“Es necesario un régimen de subsidios igual a la canasta familiar; la creación inmediata de refugios transitorios y un plan de vivienda a corto plazo financiado con impuestos progresivos a las grandes fortunas y corporaciones inmobiliarias; licencias sin restricciones para las trabajadoras, y la creación y coordinación de equipos interdisciplinarios para la prevención, atención y asistencia de las mujeres víctimas de violencia y que las trabajadoras no sean precarizadas. Las mujeres sabemos que nuestros derechos se conquistan en las calles, como hicimos con el aborto. En esta campaña apostamos a emerger como tercera fuerza y conquistar bancas y ponerlas al servicio de esa lucha”.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta