Sede universitaria de La Matanza, no pertenece a la Unlam

El ex intendente Fernando Espinoza reclamó que en el presupuesto 2018 se incluyeran fondos específicos para nombrar el personal y los docentes de esa sede, que para el diputado corresponde a la Universidad de La Matanza.

Inmediatamente el Rector Daniel Martínez salió a cruzarlo y dijo que “esa sede no forma parte de la Universidad de La Matanza y que Espinoza no hace más que ´un aprovechamiento político´ del prestigio de la universidad pero que no participa de su vida interna y “no tiene conocimiento” sobre cómo funciona ni sus necesidades”. Además manifestó que participó del acto para apoyar lo que era el nacimiento de una nueva universidad que se llamaría “Universidad del Sur”, y que el proyecto original no era abrir una subsede de La Matanza.
Por su parte, el ministro de educación Alejandro Finocchiaro afirmó que la sede construida por la municipalidad K fue hecha “sin la autorización de la universidad ni pertenece a ella”. “Nunca hubo acto administrativo tendiente a abrirla”.
La historia de este edificio -ubicado en el kilómetro 32,5 de la ruta 3- estuvo siempre atravesada por los intereses políticos. Comenzó como un proyecto de la municipalidad en 2013, durante el mandato de Espinoza (la obra siguió con Magario).
La obra costó $152 millones más $61 millones en equipamientos y está preparada para agregar tres pisos más en el futuro.

*Ricardo Braginski, Clarin.-

Comments

Comentarios