El plan de Cristina para evitar ir presa

Noticias Politica Sociedad

El 26 de octubre, luego de que pasó por el juzgado de ese magistrado y le dijera, textualmente, “Dr. Bonadio, de usted no espero Justicia”, a través del Instituto Patria la ex presidenta difundió el siguiente comunicado, en el que informa sobre una gira al exterior, del que extraemos lo siguiente:

Cristina estudia una gira por Europa antes de asumir la banca de Senadora. El plan es el siguiente: Cristina planea hacer una gira, auto exiliarse, pedir asilo político y acusar al juez Claudio Bonadío por “persecución política”. Aquí la explicación.

Cristina Fernández de Kirchner se encuentra estudiando la continuidad de la gira que comenzó en mayo de este año e incluyó disertaciones en Atenas y Bruselas. En aquella oportunidad estaba prevista su presentación en The Oxford Union, la sociedad de debate más importante de la Universidad de Oxford (Gran Bretaña), que suspendió para regresar anticipadamente al país a raíz del fallo que la Corte Suprema que conmovió al país por habilitar la aplicación de un beneficio extraordinario a un genocida. Esta actividad podría ser reprogramada para que coincida con la invitación a participar de la Latin America Conference 2017.

En este tiempo, la ex Presidenta ha recibido otras invitaciones, como la del diputado y ex candidato a presidente por La France Insuomise, Jean-Luc Mélenchon que le propone participar en la Jornada Internacionalista que su fuerza política organiza el 24 de noviembre en París, en vísperas de la Convención del 25 y 26 de ese mes.

Se suman a aquellas, la invitación a sendas actividades en Barcelona y Madrid (España) por iniciativa de Podemos y disertaciones en Lisboa y Coimbra (Portugal) organizadas por la Fundación José Saramago y el Centro de Estudios Sociales (CES) de la Universidad de Coimbra. También se encuentra pendiente la propuesta de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de México para realizar dos conversatorios en esa casa de estudios.

La única verdad, como decía el General, es la verdad, y a verdad es la siguiente. No es para nada inusual (hasta se podría decir que es inédito) que un imputado y/o procesado le diga en la cara al mismísimo Juez “de usted no espero Justicia”, y esa frase tiene un por qué.Cristina sabe perfectamente que el Juez Bonadío ya tiene decidido detenerla. No es ningún secreto, en los pasillos de Comodoro Py, que Bonadío juró que la va a meter presa.

Según fuentes judiciales de primerísima mano, el magistrado ya tiene decidido ordenar su detención (antes de 2019, seguro) por la causa AMIA-Pacto Con Irán-Nisman, por el delito de traición a la patria. Si bien CFK está mucho más complicada en otras causas, como “Hotesur” y “Los sauces”, Bonadío le dictaría la detención por esa causa por dos motivos: el primero es que es la causa más emblemática, y el segundo es porque traición a la patria es un delito que tiene una pena de reclusión perpetua.

Por eso mismo, no es casual que CFK haya ordenado difundir el escrito de la gira por Europa el mismo día que visitó a Bonadío. El plan de CFK —que, como última esperanza para buscar otra estrategia aspiraba a obtener un buen resultado en las elecciones, y le fue más que adverso, a lo que debemos sumar la detención de De Vido— es auto exiliarse (léase fugarse) pedir asilo político y justificar su auto exilio argumentando persecución política.

Ahora bien. Bonadío, le había prohibido la salida del país a Cristina Kirchner al procesarla en la causa Los Sauces como supuesta jefa de una asociación ilícita, y luego le concedió la autorización que había solicitado para viajar a Europa en mayo.

Recordemos que ahora, además tiene prohibición de salir del país —junto con Timerman, Zannini, Parrilli, y D’Elía, entre otros— por la causa Nisman.

Sin embargo, Bonadio no puede negarle la salida. Ni siquiera aunque sospeche que no vuelve, ya que necesitaría más pruebas que la supuesta “presunción política” que esgrime CFK para evitarle salir del país. Por otro lado, a Bonadío esto le conviene, ya que tiene la posibilidad de pedir su captura internacional.

Es como una mano de póker en la que los dos jugadores saben perfectamente cuales son las cartas que tiene el otro, y los dos lo saben. Sin embargo ambos siguen subiendo la apuesta.

 

*Pablo Dócimo, periodista de Tribuna de Periodistas.-

Comments

Comentarios