El Municipio de La Matanza continúa rechazando el SAME en el distrito

Embarazadas que van de un centro de salud a otro para dar a luz, emergencias y urgencias que no son cubiertas -debido al rechazo por parte de las autoridades municipales para que se implemente el SAME Provincia, como en otros distritos- y hospitales provinciales recargados por la falta de profesionales en las salas de salud, son algunas de las situaciones que registra actualmente el sistema municipal de atención sanitaria, según revelaron desde la Asociación de Profesionales de Salud Pública (APS) La Matanza.


En diálogo con Diario Popular, el secretario de Finanzas de la entidad, el médico ginecólogo Alejandro Herrera, sostuvo que “hay problemas de infraestructura y de personal, faltan profesionales porque no se cubren todas las vacantes, a raíz de que resulta más atractiva la remuneración que se ofrece en otros niveles estatales o en el ámbito privado”.
Una de las consecuencias es las embarazadas a punto de dar a luz “que peregrinan de un lugar a otro” para ser atendidas, y muchas veces recurren a la red de hospitales que tiene Capital Federal, o bien los nacionales, precisó el integrante de la APS.
Otro punto preocupante es la atención de las emergencias y urgencias. “Hay muchas que no se cubren, o no se llega rápidamente, ahí aparece la queja de que la ambulancia demoró en llegar media hora o más”, reveló Herrera.
Ejemplificó además que la salida de un móvil puede afectar la atención. “Por ejemplo en el Policlínico Central de San Justo, hay 3, y en caso de una alerta, tiene que ir el médico de guardia. Lamentablemente, más de una vez cuando se llega al lugar al que se lo convocó, se comprueba que es una falsa alarma”.
Mientras en otros municipios avanza la implementación del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) Provincia, no ocurre lo mismo en La Matanza. “Tenemos entendido que la intendenta Verónica Magario lo rechazó”, precisó el secretario de Finanzas de la APS.
Las carencias en las salas de salud comunales obligan a los vecinos a recurrir a los hospitales provinciales -Diego Paroissien, Simplemente Evita y Alberto Balestrini, en Isidro Casanova, González Catán y Ciudad Evita, respectivamente- saturando los servicios que ofrecen y las complicaciones se generan cuando no hay camas, ya que las derivaciones son a otros centros de salud bonaerenses, generalmente en La Plata, con los consecuentes inconvenientes en materia de gastos. “La Avenida General Paz es una barrera infranqueable”, aseveró Herrera.
Las demoras en la atención en los centros de salud derivan “en agresiones verbales y amenazas de muerte, que ocurren en el mismo Policlínico Central, en pleno centro de San Justo”, reveló Herrera.

Comments

Comentarios

Comments are closed.