Denuncian venta de títulos en la universidad de Moron

La Universidad de Morón separó de su cargo al vicedecano y a un docente de la facultad de Derecho de esa casa de estudios luego que denunciara la venta de títulos por 20.000 pesos mensuales durante cuatro años y acusara al vicedecano de ser la cabeza de un sistema en el que también estarían involucrados otros docentes.

Además, el Consejo Superior resolvió hoy intervenir la facultad de Derecho y designar a Walter Fernández al frente de esa unidad académica al tiempo que anuló el proceso eleccionario que se llevaba adelante para designar autoridades.

univermoron

 

Gustavo Patrón, el docente que efectuó la denuncia, dijo a Télam que hizo la presentación ante la Justicia “por las amenazas que recibí de parte de Carlos Pedrini”, vicedecano de la Universidad y principal acusado de vender los títulos.

“Las amenazas son por la presentación que realicé en agosto pasado de este sistema de venta de títulos y arreglo de exámenes ante el rector y el auditor “, destacó Patrón.

La Universidad de Morón resolvió separar de sus funciones tanto a Pedrini como a Patrón y presentarse mañana en la fiscalía “como parte querellante ya que queremos que todo esto se investigue a fondo”, aseguró a Télam una fuente de la Universidad de Morón.

Patrón destacó, además, que en la denuncia, junto a la documentación, presentó grabaciones de audio, a las que accedió Télam, en la que se reproduce el diálogo entre un supuesto alumno de la facultad de Derecho de nombre Santiago Pietra con Pedrini.

“Tengo la otra mitad de tu dinero, ¿cuándo andás por Morón?, pregunta el alumno, y Pedrini responde: “Mañana a las 9”, y el alumno: “Nos cruzamos mañana, así no te fallo, porque si después necesito otra materia me vas a querer garcar”, destaca el audio.

La denuncia que conmovió a la comunidad universitaria se da en medio de un proceso eleccionario de la facultad de Derecho que, pese a ser una casa de estudios privada, posee los mismos mecanismos de elección de autoridades que una universidad pública.

Patrón quien es abogado y se desempeñaba como coordinador de Enlace de Anexos y docente de la Facultad de Derecho, fue suspendido en sus cargos el 3 de noviembre pasado mientras que la denuncia la realizó cuatro días después.

Denuncian la venta de títulos por 20.000 pesos mensuales durante cuatro años.

El letrado asegura haber acercado todo el material probatorio que viene recopilando “desde el 2013 y que incluye unos 200 audios y soporte papel: planillas con nombre y apellido de los alumnos y docentes involucrados”.

El denunciante destacó que en agosto pasado comunicó estos hechos al auditor interno de la universidad, Carlos Lo Turco y que le acercó a ese funcionario también “todo el material probatorio que luego fue elevado a la autoridad máxima de la institución: el rector Norberto Porto Lemma”.

Precisó además que tras esa reunión quedó a la espera de ser notificado de cualquier novedad por vías institucionales lo que según Patrón nunca ocurrió.

Según la versión del denunciante, dos meses después, el 3 de noviembre, fue suspendido de sus cargos, noticia que recibió durante una conversación telefónica con Bruno Corbo, decano de la Facultad de Derecho.

“Me dicen que me suspenden de manera preventiva y para resguardarme, y en el texto que recibo el 3 de noviembre me exhortan a no hacer comentarios sobre estos hechos con terceras personas” contó.

El abogado y docente afirmó que “por un título se paga, además de la cuota para aparecer en las listas, unos 20.000 pesos mensuales durante cuatro años” y que los alumnos “nunca van a clase”.

“La venta de materias es completamente diferente, y allí habría involucrados docentes” dijo patrón quien detalló: “hay por lo menos dos docentes involucrados en esto”.

La Universidad de Morón fue fundada hace 56 años y si bien esta inscripta como de gestión privada, sus autoridades aseguran que “no recibimos ningún subsidio, ni queremos adherirnos a ningún partido politico todo lo hacemos a pulmón con la cuota que pagan los estudiantes”.

Los estudiantes aseguran que abonan una cuota de 4.000 pesos y destacaron que “en los pasillos no se se sabía nada de esta denuncia, es una situación angustiante para nosotros, porque se esta manchando la casa d estudios, muchos de nosotros trabaja y paga la cuota todos los meses y esta situación también nos mancha a nosotros como alumnos” .

Voceros de la Universidad dijeron a Télam que “es muy extraño todo porque si el docente tenía todas las pruebas porque no hizo la denuncia desde un principio, lo hace ahora ante los medios y en medio de un proceso electoral que vive la facultad”.

“En la Universidad, si existiera este sistema de venta de títulos tendrían que estar involucrados unas 45 o 50 personas, porque todo aquí se hace de manera transparente con actas y copias firmadas, por lo que es imposible que esto ocurra”, aseguró el vocero consultado.

Precisó además que el fiscal Jorge Baños, “es docente de la facultad e integra una de las listas por lo que se excusó de investigar este tema, al día de hoy sólo existe la denuncia por amenazas, las que repudiamos, pero no se puede manchare así a toda una institución que lleva años de vigencia y tiene prestigio internacional”.

“Esto fue un golpe muy duro para nosotros, hay normas IRAM que certifican nuestros títulos y también estamos supervisados por la Coneau en la acreditación de carrera cada dos años, por lo que si hay que buscar responsables no tenemos dudas de que sí son 45 o 50 personas queremos que se investigue e, incluso, existe el mecanismo de juicio académico para juzgarlos en la propia Universidad”, detalló la fuente.

Comments

Comentarios

Comments are closed.