Control a las fuerzas de seguridad

R24tv

PARA GARANTIZAR UN BUEN DESEMPEÑO Y LA ÉTICA E INTEGRIDAD INSTITUCIONAL.
¿Cómo actuarían tres uniformados si se encontraran solos con un bolso con dinero, drogas u objetos de valor? ¿Cómo podríamos fomentar un comportamiento correcto? Demostrándoles que están en constante evaluación.
Al comienzo de su gestión en el Ministerio de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich se comprometió a mejorar el desempeño y accionar de las fuerzas de Seguridad. Para esto, a través de la Dirección de Prevención de la Corrupción y Ejecución de Pruebas de Integridad, se llevan a cabo una serie de pruebas para medir la ética e integridad de los agentes de las mismas.
Ejemplifiquemos. Un llamado anónimo, que aparenta ser la denuncia de un vecino preocupado, indica que desde una moto se arrojó un bolso y ésta escapó dejando el bulto en plena banquina. Desde tres cámaras previamente instaladas en árboles cercanos se monitorea el accionar de los oficiales.
¿Qué debería pasar? Los funcionarios de las fuerzas se colocarían el chaleco flúor e interrumpirían la marcha de un rodado en busca de testigos hábiles. Una vez conseguidos, controlarían el contenido del bolso y labrarían el acta correspondiente que explique lo sucedido.
Se evalúan los pasos a seguir que realizaron los oficiales (utilización de chalecos para detener un vehículo y esperar a estar frente a testigos hábiles para manipular el objeto) y que ninguno de ellos se quede con algo que contenía el bolso a investigar. En caso de que ocurra algo fuera del protocolo, se manda al agente involucrado a reentrenamiento y, si se trata de algo más grave como corrupción, se judicializaría.
Estas pruebas también se difunden dentro de las fuerzas ya que este tipo de simulacros se difunden de boca en boca entre los efectivos de la fuerza. Ya sea en lugares comunes o mediante audios de whatsapp. 
Poco tiempo atrás, el director de la Dirección de Prevención de la Corrupción y Ejecución de Pruebas de Integridad, Damián Arabia, pasó un maletín con 200.000 dólares en efectivo por un escáner de un aeropuerto. La oficial de la PSA no lo detuvo.
Inmediatamente se tomó contacto con el jefe del control y se explicó lo sucedido. Volvieron a pasar el maletín por el escáner, le mostraron la imagen a la agente y le preguntaron si sabía qué era lo que marcaba. Ésta pudo haber dejado pasar el dinero por tres motivos: mal funcionamiento del escáner, no estaba entrenada para reconocer los billetes o, como en este caso, estaba distraída. Fue enviada a reentrenarse.
Recopilando, lo que busca el Ministerio de Seguridad de la Nación es que los efectivos crean que todo es una prueba y levanten el nivel de compromiso en cada operativo, como pasó en las policías de Chile y Gran Bretaña, inspirados en el método que utilizó el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani.
Otro método que se implementó en esta gestión para medir la ética e integridad de los agentes es a través de las declaraciones juradas. Ahora, de carácter obligatorio para todos los integrantes de las fuerzas.
En un primer momento, sólo los jefes las realizaban y no los hacían todos en su totalidad: únicamente 4.500 las presentaban. Ese número ascendió a 7.000. Por año, se declaran 95.000 personas (con su grupo primario: hijos y parejas) con un 99.8% de acatamiento. El trámite se realiza de manera virtual y en papel pero, para el año 2019, únicamente se podrá llevar a cabo de manera digital.
Por último, para mejorar el desempeño de las fuerzas se desarrollan controles toxicológicos de manera sorpresiva y aleatoria. Un funcionario de la Dirección se presenta en la dependencia o en el operativo (no peligroso) y se toman muestras de saliva. Es un control no invasivo y sobre seis posibles drogas: cocaína, marihuana, metanfetaminas, anfetaminas, opiáceos y benzodiacepinas.
En caso de que de positivo, se hace una contramuestra. Al confirmarse el primer resultado, se le quita el arma y se ubica al agente en funciones operativas o sensibles para pasarlo a otras administrativas. No se castiga el consumo, se intenta ayudar al afectado.

*Prensa – Ministerio de Seguridad de la Nación

Comments

Comentarios